| Contacto | Mapa Web | Ayuda
viernes, 26 de mayo de 2017
 
CIUDAD

FIESTAS DE PRIMAVERA Y SAN ISIDRO

A mediados del mes de mayo, Yecla recupera su tradición agrícola con la celebración de las Fiestas San Isidro.


Estos festejos tienen un importante arraigo en una ciudad que hasta mediados del s. XX estaba dedicada a la recolección y elaboración de excelentes caldos y apreciados aceites.

 

El origen de estas fiestas se sitúa a mediados del s. XIX, momento en el que se produce el alumbramiento del pozo de San Isidro. En los años 1940 la celebración evoluciona por la llegada de una imagen de este santo que se ubica en la Basílica de la Purísima. Poco después se comienza a celebrar la Gran Cabalgata de Carrozas, que con el paso de los años pasa a convertirse en el acto central de estas celebraciones.

 

En la actualidad, el trabajo de las Peñas y de la propia Concejalía de Festejos ha permitido llegar a las máximas cotas de participación conocidas.

 

Los distintos actos que componen esta celebración, comienzan con la elección de Reinas y Damas de las Fiestas al que seguirá la proclamación de las Reinas y Damas Mayor e Infantil. Es el momento en el que se lleva a cabo también el Pregón de las Fiestas.

 

Durante el mes de mayo se suceden celebraciones eucarísticas dedicada al santo , verbenas, pasacalles, actuaciones de los grupos folklóricos de nuestra ciudad, actuaciones musicales, y sobre todo la Gran Cabalgata de Carrozas, realizada el sábado más próximo a la festividad de San Isidro.

 

Esta Gran Cabalgata se gesta gracias al intenso trabajo realizado por los participantes para elaborar las Carrozas de las Peñas, ya que tras tener el diseño y una vez armadas las estructuras metálicas o de madera, que se montan sobre remolques de tractores, tienen que decorarlas mediante diminutos trozos de papel de seda o manila de unos siete centímetros, con los que después de darles forma de pequeños cucuruchos se cubren las estructuras. Algunos de estos montajes alcanzan unas dimensiones de cinco metros y medio de altura, y un largo de entre tres metros y seis metros de longitud; representando aspectos de la labranza y el campo o relacionados con ellos.

 

En el desfile, los miembros de las peñas se visten con el traje típico, las calles se llenan de colorido por el confeti, se reparten entre los asistente vino, y productos de la tierra. Además se conceden unos premios para las mejores carrozas al final de la cabalgata. Por todo esto, San Isidro se convierte en una de las fiestas más animadas de nuestra ciudad.

 

 Galería Fotográfica Minimizar

  
Ayuntamiento de Yecla, 2009. Reservados todos los derechos
Accesibilidad | Aviso Legal | Protección de Datos | Cofinanciación